Make your own free website on Tripod.com

HISTORIA

La historia de Egipto es una del más ricas, antiguas y variadas de todos los paises del mundo y su situación central en el medio oriente le coloca en una posición tan importante en la actualidad como pudo tenerla en el cuarto milenario AC. 

La unificación de los Reinos Inferior y Superior hacia el año 3180 AC suele tomarse como el punto de partida para la historia egipcia. De este reino dinámico y culturalmente muy sofisticado que se desarrolló en las riberas del Nilo, nació una de las principales civilizaciones del mundo antiguo. 

La época pre - Helénica suele dividirse en los Reino Antiguo, Medio y Nuevo, y subdividirse en dinastías; así, durante la cuarta dinastía será cuando se crean obras maestras arquitectónicas como la Grande Pirámide, y durante las dinastías XI y XII Egipto alcanza su cenit como potencia de la región, allá por los inicios del segundo milenario. Tutankhamon, cuya magnífica  tumba se descubrió en 1922, mandaba durante un corto periodo en la XVIII Dinastía. Desde la Dinastía XX en adelante el poder de Egipto comienza a decaer, y el país fue en repetidas ocasiones, invadido por ejércitos extranjeros (Nubios, Etíopes y Persas). Las última de estas invasiones, que acabó con la época de los Faraones, fue la de Alejandro Magno en 332 AC. 

Durante el periodo Helénico y Romano (que comenzó hacia el año 30 DC como resultado de la derrota de Marco Antonio en la Batalla de Actium), la emergencia del gobierno de Alejandría permitió siete siglos de paz relativa y estabilidad económica. Desde mediados del siglo IV, el Egipto formó parte del Imperio Oriental. 

Tras la muerte de Mahoma, en 642, se produce la invasión árabe, que asume el gobierno del país con el beneplácito de los cristianos coptos. A finales del siglo X, durante un breve tiempo los Fatamidas se hicieron con el gobierno. Vendrá a continuación la época de Saladin que supondrá un renacimiento cultural y económica favorecido por el espíritu dé la Jihad (guerra santa). Entre 1250 y 1517, los Mamelucos, impidieron las conquistas Mongol y Cristianas, pero fueron incapaces de impedir la ocupación del país y el control del gobierno por parte de los Turcos Otomanos. 

Bajo el gobierno otomano, Egipto quedó relegado a una posición marginal dentro del gran Imperio Otomano. Aunque los mamelucos recuperaron el poder por un breve periodo, en 1798, el ejército de Napoleon ocupó el país. Tampoco duró mucho la ocupación francesa, y en 1805 Egipto consiguió la independencia, siendo nombrado Sultán Muhammed Ali, el cual llevaría una política exterior prooccidental.

En 1869 se abría el Canal de Suez, pero los problemas financieros que ocasionaron sirvieron de excusa para que los británicos ocuparan el país en 1882, ocupación que mantendrían hasta 1936. A partir de esa fecha, y durante los diez años siguientes, esa independencia estuvo sometida a un severo control por parte del gobierno británico.

La oposición a la situación de dependencia fue creciendo y en 1952, la revolución de jóvenes militares llevó al gobierno al coronel Gamal Abdel Nasser. Después de consolidar su posición como Presidente del nuevo gobierno, Nasser declaró la titularidad pública del Canal de Suez lo que supuso una importante mejora para la Tesorería Egipcia, aunque para ello tuvo que enfrentarse militarmente en 1956 a las tropas conjuntas francesas, inglesas e israelíes que intentaron quitar del gobierno a Nasser. 

Esta victoria militar colocó a Nasser a la cabeza de los líderes de Oriente Medio y el ejemplo a seguir por el mundo Arabe en su afán por desembarazarse de las injerencias extranjeras. 

La derrota de fuerzas Arabes por Israel en 1967, en la Guerra de los Seis Días privó a Egipto de la península del Sinai y la franja de Gaza, sólo recuperado tras la derrota por los Israelíes en la guerra del Yom Kippur de 1973, a lo que siguió la firma del tratado de paz de Camp Davis, en 1979. El tratado fue firmado por el sucesor de Nasser, Anwar El-Sadat.

La firma des este tratado de paz supuso la pérdida del prestigió que Egipto tenía anteriormente en el mundo árabe y favoreció el ascenso del fundamentalismo islámico en Egipto después de la revolución iraní. En 1981 Sadat es asesinado y le sucede Hosni Mubarak, quien mantendrá las políticas de su predecesor. Tras la Cumbre de Amán en 1987, Egipto inicia la recuperación de sus anteriores relaciones con los países árabes, especialmente con Arabia Saudí, lo que trae consigo la rehabilitación de Mubarak y su gobierno ante los ojos del resto de dirigentes políticos árabes. 

El nombramiento, en 1992, del egipcio Boutros Ghali, como el Secretario General de la ONU, fue acogido por el gobierno egipcio como un reconocimiento del importante papel que está llamado arepresentar en el Oriente Medio y en los países del sur en general. En este sentido, el gobierno egipcio se ha involucrado fuertemente en los arreglos de paz del conflicto entre Israel y Palestina, y desde 1993, es uno de los artífices y defensores de los acuerdos que llevaron al inicio de la autonomía palestina y defensor  de la formación del futuro Estado Palestino. 

En el terreno de la política interna, la persistencia de graves problemas económicos y sociales permitió que la opción del fundamentalismo islámico se presentara como una opción atractiva para muchos sectores de la población, especialmente entre la población joven de gran parte del país. El gobierno Egipcio ha tenido que hacer frente al ascenso de las acciones terroristas promovidas por los fundamentalistas islámicos y, apoyándose en campañas entre la población y en la aprobación de leyes especiales para combatir estas acciones, parece haber vencido políticamente. Esta victoria no evitó el que los anteriores ataques terroristas contra turistas extranjeros llevara a la caída de su principal industria y su principal fuente de ingresos de divisas, el turismo, deterioro del que en los últimos años se está recuperando .